lunes, 10 de septiembre de 2012

Historia de una gente, una laguna y unas cachamas

  • Esto es una bofetada para quienes todavía no creen que en Venezuela hay una Revolución, o que no hay experiencias revolucionarias que mostrar. Y es también una sacudida ligeramente más cordial a quienes creen que sólo se puede ser anarquista leyendo a Bakunin, Proudhom y todo ese cementerio de europeos empaquetados en libros. El cuento revuelca por el piso algunos mitos que tienen que ver con la cría de cachamas. Según los sabios (académicos, tecnócratas, biólogos y demás etcéteras) en la materia, no se puede reproducir ni criar esos peces sino mediante una inversión millonaria, un método y una tecnología sofisticadísimas que sólo conocen los graduados en universidades y tal. Ya veremos qué están haciendo al respecto este montón de campesinos y soñadores.


¿Ustedes son arrechos?


La comunidad se llama El Zancudo. Queda en Apurito, municipio Achaguas del estado Apure. Allí viven 120 familias; unas 450 personas. Frente al núcleo más grande de casas de esa comunidad hay un préstamo (esos huecos enormes que dejaron las maquinarias al construir las carreteras llaneras, y que con el tiempo se llenaron de agua y se convirtieron en lagunas). Con los años esa laguna se fue cubriendo de vegetación y hacia 2010 ya casi no se veía el agua debajo de la capa vegetal. Los habitantes de vez en cuando limpiaban una parte de esa laguna y los muchachos se metían ahí para bañarse. Esa la única utilidad que le daba la gente de El Zancudo a ese "charco".
Hasta que Walter pasó por Apure y se encontró con Pedro Nieves, uno de los jóvenes que activan políticamente en El Zancudo. Pedro le contó de esa laguna, y le informó a Walter que había diez más en todo el caserío. Entonces Walter le dijo a Pedro:

--Dime algo. ¿Ustedes son arrechos?
--¿Cómo?
--Necesito saber si esta comunidad es arrecha. ¿La gente de aquí es capaz de echarle bolas a un proyecto comunitario?
--Claro que sí (Pedro, picao, no podía responder de otra forma).
--Bueno, vamos a hacer un trato: limpien esa laguna y yo les regalo unos peces para que los críen.

En dos meses la gente de El Zancudo cumplió con lo de la limpieza de la laguna y empezó a meterle presión a Walter para que llevara los pescados. "Epa, pero ya va: hay que esperar el ciclo de reproducción de las cachamas".
Hagamos un paréntesis para presentarles a Walter. Pero por favor, después de enterarse del factor Walter regrese al cuento de El Zancudo, que es más complejo y hermoso de lo que aparenta.
Coño, qué fastidioso es Walter.

Gente que trabaja gratis


Walter Lanz es un agroecólogo de toda la vida; es esa clase de gente que se enamora de cuanto tema contracultural, proyecto raro, lucha de los pobres o acción antisistema se consigue en la carretera, y ha andado suficiente país y carretera como para estar enamorado y activo todo el tiempo. Hace unos años conoció a un tipo tan emprendedor y enamorado como él de la otra sociedad. Ese señor se llama Genaro Díaz y tiene en su casa de Aroa (Yaracuy) una especie de laboratorio donde reproduce y cría unos pescados gordos llamados cachamas. Este es el dato raro que hermanó a esos dos sujetos: Genaro se ha dedicado por años a ese esfuerzo, y su punto de honor es que los peces que reproduce no están a la venta: el hombre se los regala a las comunidades que estén dispuestas a criarlos. Gente que trabaja gratis.
Walter aprendió con Genaro la técnica de la reproducción de cachamas y entre ambos crearon algo llamado Escuela Popular de Piscicultura. Digo algo, porque eso no existe ni como figura jurídica ni como estructura ni como nada, sino apenas como concepto y acción: usted va, le dice o le demuestra a Genaro que tiene dónde meter unos peces y Genaro le regala tantos alevines (pescados jóvenes) como quepan con holgura en su laguna, charco o pote acondicionado. Precisamente en Genaro estaba pensando Walter cuando le formuló aquella provocación a la gente de El Zancudo. 
Luego volveremos con Walter para que nos explique por qué es tan importante y revolucionario el ensayo de El Zancudo; por qué las cachamas en manos de las comunidades se están convirtiendo en un arma de creación espeluznante que asusta a académicos, técnicos y tecnócratas, economistas y sabios de todo pelaje.

El chapuzón

Finalmente, en octubre  de 2011, la gente de la comunidad recibió los alevines y los metió en la laguna. Freddy Cortés, un habitante de El Zancudo, refiere un tropiezo que tuvieron a los pocos meses de depositados los alevines: “Nosotros no teníamos idea de cómo criar las cachamas. Un día los pescados empezaron a ‘boquear’, a salir a la superficie como buscando aire”. La razón era que esos peces necesitan que el agua esté en movimiento, porque si no les falta el oxígeno. Nadie por ahí cerca tenía una bomba de agua y mucho menos un aireador.

Walter les dijo por teléfono que tenían que poner el agua en movimiento, como fuera. Lo resolvieron con más alegría que técnica: llamaron a todo el que quisiera para darse un chapuzón en la laguna. Docenas de muchachos y adultos se metieron a bañarse y a retozar en el agua y con esta “técnica” ya no les faltó oxígeno a las cachamas, ni excusas a los muchachos para estar ahí metidos de cabeza cada vez que les provoque. A un lado del préstamo hay un samán gigante; desde sus ramas se lanzan los carajitos en permanente certamen de clavados.

Derrotado el capitalismo: no hizo falta comprar una bomba de agua ni algo tan sifrinamente sofisticado como un aireador para darles oxígeno a los peces.

Inversión: cero. Ganancia: 30 mil


Otro de los mitos que quedaron derribados en El Zancudo es el que refiere Luis Cardoza, otro habitante de El Zancudo. La pregunta del momento: "¿Dónde consiguieron el alimento para las cachamas?". La respuesta: "Les echamos restos de comida, frutas picadas como mango y guayaba, pepinillo; maíz, la planta pequeña de maíz y otras cosas".
Consultado Walter acerca de la producción, su costo y sus ganancias, dijo: "Esta comunidad derrotó esa visión que propone que sólo haciendo una gran inversión se puede obtener ganancias. Aquí la gente sin invertir un solo bolívar ha producido cerca de 30 mil bolívares; en esta laguna hay cerca de mil cachamas. Que vean los economistas qué hacen con este ejemplo".
***
El pasado fin de semana hubo una singular fiesta en El Zancudo. Había gente de la comunidad, funcionarios de Insopesca, el INIA (Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas), la Corporación Venezolana de Alimentos (CVAL) y unos cuantos cantores. Pero el Walter (coño, qué fastidioso es Walter) se encargó también de que estuviera gente de otras comunidades que también están criando cachamas con métodos raros: la familia Gaviria (unos ocho coñitos de 3 a 17 años de los que hablaré en otra entrega; los venezolanos merecemos saber de estos muchachos campesinos de la sabana apureña), miembros de la primera promoción de Agroecólogos del IALA (Instituto Agroecológico "Paulo Freire"). Ellos hablaron de su experiencia en la crianza no convencional de cachamas. Dice Rubén Barráez: "Gente que le ha encontrado alternativas al uso del alimento concentrado, y les están inculcando a los niños en edad escolar el interés por la cría con métodos artesanales o agroecológicos".
También hubo una jornada de pesca: a anzuelazo limpio la gente sacó varios ejemplares de cachama. Sorpresa: se sacaron pescados de entre 800 gramos y 2 kilos 100 grs. Así que debe haber peces más grandes en esa laguna. Sin un solo gramo de alimento concentrado.




_________________________________

Apéndice: lo que comemos y cómo lo producimos

Retazos de una conversa con Walter Lanz
En Venezuela andamos hablando desde hace unos pocos años de soberanía alimentaria, de la necesidad de producir los alimentos que consumimos o al menos de ser capaces de lograrlo. Uno de los obstáculos para lograr esto es la creencia generalizada de que la fuente ideal de proteína animal es la carne de bovinos (vacas, toros). Casi nadie se imagina una dieta o un mercadito familiar que no incluya unos kilos de carne bovina al mes; la competencia son el pollo (beneficiado y full de hormonas) y el cerdo (igual).
Cuando el Walter llegó a este punto del discurso lo interrumpí para decirle: "Sí, es una costumbre, un patrón cultural que nos incrustaron. Y eso es muy difícil de derrotar". El tipo me miró unos segundos y me dijo: "Marico, en Venezuela estamos comiendo carne de bovino desde hace un poco más de 200 años, pero antes de eso teníamos 7 mil años pescando y comiendo pescado".
***

En el estado Apure la producción de carne bovina alcanza en promedio los 40 kilos/hectárea/año. Con ese modelo se pretende consolidar la soberanía alimentaria. "Si llenamos de cachamas los cientos de préstamos del estado Apure, hasta alcanzar una superficie de una hectárea de espejo de agua, la producción sería de 300 kilos/hectárea/año: de 800% a 1.000% más que el modelo bovino". Usando otro tipo de alimentos se puede aumentar esa brecha a 3.000 ó 4.000 kilos/hectárea/año.
***
¿Cómo se impuso el modelo de la producción y consumo de bovino? Los mecanismos son muchos, pero hay uno que se relaciona con la percepción impuesta de lo que es un hombre exitoso. Cuando uno pronuncia la palabra Pescador hay una imagen que viene sola a la mente: un sujeto pobre, probablemente un indígena, con el pantalón enrollado hasta la rodilla, tirando un anzuelo con carrete o una red para sacar pescado. Luego, uno pronuncia la palabra Ganadero y aparece un hombre rico, blanco, vestido con camisa a cuadros, bluejeans nuevos, un gran sombrero, una correa con una cabilla metálica impresionante y fumando un cigarro que seguramente es Marlboro. A mucha gente no le guste que asocien su imagen a la de un pobre pescador. Pero hay algo, que no hemos investigado pero las claves andan por ahí: cuando hay temporada de ribazón esos llanos se llenan de gente y es una gran fiesta, vienen cientos de personas a pescar. Esa información viene de muy adentro: ese impulso que nos lleva a vivir de lo que nos regala el agua es más profundo y humano que este mecanismo artificial, antinatural e insostenible que es la cría de ganado. Tras ese dato y esa huella ancestral deberíamos ir, si de verdad queremos lograr la soberanía alimentaria.
***
Próximo atentado de la Escuela Popular de Piscicultura: la creación de un laboratorio móvil para la reproducción de cachamas. La tecnología en manos del pueblo: ya la gente no tendrá que esperar que le lleven los alevines: ellos/nosotros/ustedes mismos podemos hacer reproducciones de cachamas en laboratorios artesanales. A la mierda otro mito: el que nos hace creer que sólo se puede propiciar el nacimiento de larvas de pescado en laboratorios sofisticadísimos. ¿Cómo lo hacía la naturaleza antes que existieran los científicos? Ganas de joder...

32 comentarios:

José Manuel Ayesterán Jerez dijo...

Hola Duque, sigo tu blog con religiosidad. Con respecto a tu pregunta "De donde viene esa cultura de comer vacas? o algo asi, te recomiendo el libro de Jeremy Rifkin "La cultura del ganado". El tipo es un activista americano. Ya se que no eres muy fanatico de los saberes convencionales, pero es un libro brillante que explica los origenes religioso/culturales del acto de matar vacas para consumo personal, y de como se expandió en nuestro continente. Estoy seguro de que es algo de lo que debemos prescindir lo mas posible si queremos de verdad cambiar paradigmas, ya no simplemente por no ser economico y ambientalmente peligroso, sino por ser energeticamente ineficiente. Un saludo

JRD dijo...

Dale, muchas gracias por el dato. Intentaré conseguir el material.

Anónimo dijo...

Excelente articulo. El pueblo, su saber, su inventiva: el laboratorio para la liberación y para la soberania alimentaria. Lo comparto entonces.

Diego Soto dijo...

con walter se aprende de mas, seguro fue una tremenda experiencia saludos...

Pedro Gonzalez dijo...

Está muy bueno eso de que tenemos sólo 200 años comiendo carne de vaca. La cultura indígena dependía mucho más de los productos del mar. Los caribes vivían a la orilla del mar. Me hace recordar al Capitán Nemo, en cuyo submarino anarquista sólo se consumían productos del mar, y nadie echaba de menos el ganado ni el puerco ni esos pollos que los meten de a miles en unas jaulas apretadas para alimentarlos con químicos y después degollarlos. También me atrae la idea de procurarse su propia comida: si quieres comer pescado, anda a pescar. Es como menos pelúo que salir a cazar váquiros o venaos.

Karina Garcia dijo...

Saludos josé, me contenta mucho que estes difundiendo esta experiancia pues esto es una de tantas pruebas de que los venezolanos somos capaces de muchas cosas de que no dependemos de otros... Promoviendo la soberania alimentaria Walter es una persona muy rica en informacion agroecologia! estos y muchos mas proyectos en las comunidades esta floreciendo como hormigas... es una escuela de formación permanente muy activa. reutilizando el amor a los nichos con felicidad!! (:

Gabriel Mata Guzmán dijo...

Arrechísimo. Eso es lo que necesitamos; no güevones queriéndose lucrar y guisar sobre esas oportunidades en nombre de una ideología. Ojo con eso.

Yessica dijo...

¡¡Excelente historia!! es un ejemplo del poder que tiene una comunidad unida que trabaja por un bien común y atendiendo a un interés colectivo, bravo por ellos :D

Massiel Materano dijo...

Peculiar artículo, muy interesante! Pero me generó una duda.. ¿por qué la cría de ganado es antinatural?

JRD dijo...

Varias razones. 1) El ganado bovino no es autóctono de estas tierras. 2) Para mantener rebaños suficientes para alimentar a millones de habitantes deben sacrificarse y vivir en estado de esclavitud personas y familias. 3) Los bovinos emanan gases que deterioran la atmósfera. 4) En capitalismo se invierten más recursos y esfuerzos en mantener vacas que en cualquier otra fuente de proteína, porque es un negocio para pocos propietarios y fuente de miseria para millones de personas. 5) El consumo de leche de vaca fue un hábito impuesto, no natural. El ser humano es el único animal que consume (o cree que necesita consumir) leche de otra especie animal. Cuando perdemos el hábito de alimentarnos de leche humana, y sólo hasta cierta edad, incurrimos en el consumo inútil de un producto innecesario. 6) Es lo que se llama una industria ineficiente: hacen falta muchos productos (alimentos, vacunas, implementos) importados. Hay varias razones más; me vienen a la mente sólo esas.

Fidel Padilla dijo...

Muy bueno el articulo. En relación con la comparación de producción y productividad entre ganadería y piscicultura hay una ventaja muy sencilla para la segunda: los peces son seres de sangre fría, no tienen que gastar energía de los alimentos en calentarse, como si tienen que hacerlo los mamíferos, por eso con misma cantidad de alimento se obtiene más cantidad de pescado que de carne, además de que esta última es más sana...

Anónimo dijo...

Tan bonitos, creen que porque unos carajos pegaron unos cachamas dando brazadas y patadas en un préstamo la vaina es una cosa sostenible en el tiempo. Se jodió el capitalismo, señores, ahora sí está noqueado....

José Colmenares, New York

Jose' Flores dijo...

Duque, demasiado arrecho. Tengo entendido que nuestra dentadura no esta' acondicionada para comer carne. Excelente trabajo compaito.

99 Razones para votar por Chávez dijo...

Bello texto, conmovedor lo de oxigenarle el agua a las cachamas a clavado limpio. Siempre en el campo nos dan lecciones de creatividad y nos empeñamos en buscar el saber en la ciudad...Abrazos compa!

Walter dijo...

Es un trabajo de Hormiguitas, puede que sea Tedioso, a lo mejor un poco dificil, pero el camino es hacia la independencia y a la soberanía...

Felicitaciones... por el Artículo Duque.

ESE CARAJO DE LA BARBA ES MI PAPA jajajajaja
Un Personaje...

Freddy O'Rea Lanz dijo...

Por eso es que yo siempre digo que si hubiera una familia mejor se supiera. Tenía que ser un Lanz.

Pedro Valera dijo...

Me gusto el articulo, por lo cual se lo estoy refiriendo a otros panas para que esten enterados de estos excelentes trabajos.

Independencia y Soberanía tenemos, lo que nos falta es desarrollar la autodeterminacion para que se haga sostenible en el tiempo.

Con esto tambien se derriba el "mito" o "maldicion" arragaida de que el llanero es flojo por naturaleza.

LuisCarlos dijo...

En Tauca crían cachamotos. Hibridos de cachamas con morocotos, de rápido engorde y resistencia.

Sofía dijo...

Hola! Increíble artículo y experiencia! Me interesa mucho esta historia para hacer un trabajo audiovisual, soy productora en avn, ¿podrías decirme cómo contactarlos?

JRD dijo...

Sofía. Escríbeme a uquejroberto@yahoo.com Mientras, puedes hablar allí mismo en AVN con Neirlay. Ella estuvo allá.

losmeandros dijo...

Da gusto leer historias como estas, aunque aun son menos de las que nos gustaría leer, cada vez son más y la gran mayoría provienen de Latinoamérica.

Para la maltrecha Europa, es un chorro de optimismo el mirar hacia el otro lado del Atlántico.

¡Chapeau! :D

Eduardo Miranda dijo...

Gracias por el esfuerzo de construir vías hacia la experiencia misma de ser cada día más y más humanos!!! Nos toca aún seguir luchando a todos y cada uno desde nuestras trincheras y sigamos siendo ventanas al mundo!

J.M. GUZMAN NAVAS dijo...

Más alla de introducir la Psicultura como medio de alimentación, la intención de Walter "Walterio, así le decia, cuando anduve por Apure, a mi pana" es de cambiar y romper con los paradigamas sobre las culturas que nos han impuesto...de verdad que lo conozco y es un soñador muy inteligente, ojala de verdad alguien le parara bolas a Walterio y lo escuchara, muchos de estos seudo lideres revolucionarios, que lo unico que han hecho es joder al pueblo a la revolución y todo buen propósito....Saludos a Walter Lanz y adelante....

J.M. GUZMAN NAVAS dijo...

Más alla de introducir la Psicultura como medio de alimentación, la intención de Walter "Walterio, así le decia, cuando anduve por Apure, a mi pana" es de enseñarnos a cambiar y romper con los paradigamas sobre las culturas que nos han impuesto...de verdad que lo conozco y es un soñador muy inteligente, ojala de verdad alguien le parara a Walterio y escuchara muchos de sus sueños....Saludos

Jerry Chacón dijo...

No es un ejemplo, los ejemplos no sirve para nada. Se trata de una experiencia real, de una gente que desde su lógica, citidiana, diecta enfrenta de la forma más radical el capital, recuerdo a "las patronas" en México que lo hacen desde otra perspectiva. Esa es la verdadera soberanía alimentaria, ojalá y pudiéramos direccionar la mirada a esa forma de lucha, y dejar de ser dependientes de una estructura petrolera que invierte todos los recusos en las mafias del transporte, y no le deja nada a quienes se sudan, pero también disfrutan sacando el fruto de la tierra, en este caso, de las aguas.

Sofía dijo...

Hola José Roberto, aquí te pongo el enlace del trabajo audiovisual que hicimos en AVN sobre esta gente de El Zancudo y sus cachamas, muchas gracias por toda la información, la pasamos muy bien por allá!
http://www.youtube.com/watch?v=hkaMZnw5u88&feature=c4-overview&list=UUrFHhgCJdIVwDYsOdfVPspg

Anónimo dijo...

Excelente cámara que retrates los haceres de ese viejo espalomao y brillante que es Walter. Va para barinotas, con tu permiso. Y gratis.... Gerardo

Anónimo dijo...

Cuando no Walter y Ruben... Ya son padre e hijo!! Jajaja

Unknown dijo...

¿por cuanto tiempo se va a estar oxigenando el agua de esa manera? ¿El poblado solo se alimenta de pescados y otras productos agricolas? ¿De que se alimentaban antes?. La historia, buena como logro comunitario, pero solo se va a quedar hasta ahi, porque ¿que va a pasar el dia que quieran industrializar la Cachama?; la historia es como cuando en mi casa teniamos pollos, tambien los alimentabamos con restos de comida y esas cosas, lo malo fue que nunca se podian comparar con los que compraba mi papa en una avicola.

Otra cosa, que no entiendo, ¿Que tuvo que ver la politica, con esta historia?, al menos yo no veo evidencia de la revolucion bolivariana por ningun lado, ¿en la 4ta Republica, no sucedian estos milagros Open Source?

JRD dijo...

Anónimo del 28 de enero de 2014, 3:33
Comprendo tu ignorancia e incluso tus provocaciones. Te respondo lo esencial, lo que sé que es tu única preocupación: Venezuela está en Revolución mucho antes de que eligiéramos a Hugo Chávez como presidente. La diferencia entre este tiempo y el que tú añoras es que antes, por hacer cosas menos audaces que las que hace esta comunidad, a la gente la perseguían, la allanaban, la encarcelaban, la descuartizaban y después la mostraban en televisión como horda criminal. Ahora estas iniciativas no son criminalizadas sino estimuladas (y no siempre intervenidas) desde el Estado. Eso es un salto revolucionario importante.

Sí, tiene que ver mucho con política el hecho de comenzar a producir alimentos en lugar de sentarse a llorar porque la comida no llega al supermercado.

El resto de tus preguntas y profecías no me interesan. Tu interés no ha sido informarte sobre nada sino llenar de interrogantes tu intervención para dar la impresión de que un internauta sabe más cosas que la gente que está haciendo cosas útiles por su comunidad.

jesus vega dijo...

Saludos Roberto Duque desde el Zulia un abrazo solidario y caluroso lleno de mucha amor y motivación, Mi nombre es JESUS VEGA , somos un colectivo con discapacidad y familiares que estamos empeñados en liberar a nuestro colectivo de la falta de motivación lo que nos lleva incluso a PERDER las ganas de vivir en muchos casos, gracias a Chávez lo hemos ido dejando en el pasado , lo que nos obliga a acelerar el nivel de conciencia y compromiso con la patria ,Bueno excelente información de las cosas extraordinarias que están logrando los campesinos de nuestras tierras venezolanas con el apoyo de nuestro camarada, incansable y con una creencia de que no hay límites para derrotar el capitalismo salvaje. Desde aquí mis felicitaciones a walther lanz, estoy obligado por el deber que me corresponde de contar 2 breve experiencia que nosotros como colectivo con discapacidad y sus familiares, en unas tierras recuperadas por el estado que lleva por nombre” la bolívar la bolivariana” tierras ligadas históricamente ligadas a familia Rockefeller, que en un inmenso interés de ambos,(walther lanz y jesus vega) de hacer patria para los desposeídos y lograr la mayor inclusión de dos sectores muy excluidos por el sistema como lo son los campesinos y las personas con discapacidad, nos invitó a un compartir en una piscina del antiguo patrón al lado de la casa lujosa para la época y rodeada de muchos árboles de fruta como mango entre otras encerrado a su alrededor de ciclón, ningún trabajador, niño, adolescente podía pasar a agarrar ningún mango y absolutamente nada mucho menos que unas personas con discapacidad donde muchas veces se nos tildaba que la discapacidad era un castigo de dios entre otras cosas como que era una carga para andar con nosotros, lo que hace histórico y rehivindicante que esas instalaciones fueran parte de la recreación y el compartir de este colectivo nunca lo olvidaremos sin mucho protocolo se dio el compartir y acompañado de una sorpresa educativa como siempre walther acostumbra un taller de lo más sencillo, económico y ecológico, de cómo sembrar semillas de ají, tomate, pimentón, con materia orgánica de bosta de vaca seca , arena , unos vasitos plásticos de café, alambre , y vela, así logramos sembrar 20 semilleros que corresponde a 1 por cada vasito, logrando formar a personas con discapacidad del Zulia, Mérida y Trujillo, y al final un conversatorio con un buen contenido político del porqué de las cosas y como debemos seguir en la batalla por mantener la revolución bolivariana para seguir gozando de sus logros todos felices. Fin de la historia de ese día, CONTINUA EL TEXTO

JESUS VEGA dijo...

2 experiencia de muchas, EL CONUCO CÍVICO MILITAR, POR SUPUESTO ERA UNA GRAN MANANA SE DESTINABAN A ENCONTRARSE 2 SECTORES DIFÍCILES DE AGRUPAR PARA UN OBJETIVO TAN HERMOSO COMO SEMBRAR EN EQUIPO ESOS 2 EQUIPOS MILITARES Y PERSONAS CON DISCAPACIDAD , ESTO REPRESENTA, que mientras a los militares los ensenan a no fallar y que todo es rápido, las personas con discapacidad por nuestra condición necesitamos paciencia y mucha tolerancia, es decir algo en el pasado insólito pero en la época de chavez no lo fue cargado de gente noble y ensenadas con las acciones humildes de chavez no hubo rechazo alguno nos dispusimos todos a lograr el objetivo logrando sembrar 30 matas de plátano, 25 semillas de yuca y maíz, participando personas en silla de ruedas, personas ciegas y el que tenga dos 2 dedos de frente sabe lo difícil que era ver esta experiencia en el pasado y lo logramos eso es lo que nos hizo sentir incluidos a nosotros y a los militares que no habían excusas para hacer las cosas solo la voluntad y el compromiso gracias a walther nos dimos cuenta que muchas veces no vemos las herramientas que tenemos sin comprarlas y que sin muchos recursos se hacen muchas y grandes cosas que tienen mas sentido y conexión con la naturaleza y con la vida y dejándonos muy marcados con un profundo agradecimiento espiritual , con estas experiencias en el Zulia quisiéramos que nos visitara por el sur del lago tierras A 1 y de gente A 1 CON SUENOS DE PATRIA VIVA CHAVEZ con alegría y amor ..... mi correo. j_a_vr21@hotmail.com estamos completamente al servicio de la patria y de esta revolución dispuestos a morir por ella así nos quedemos sin balas.