martes, 21 de agosto de 2012

Números, pronóstico e interrogantes

Falta un mes y medio para que se celebren las elecciones presidenciales en Venezuela. Todas las mediciones y tendencias (incluso las perceptibles al margen de instrumentos científicos) indican que se mantendrá la histórica polarización numérica que se inauguró en 1998. De acuerdo con esos números y tendencias, el proyecto chavista volverá a obtener más de 50 por ciento de la preferencia de los electores, y el antichavismo rondará el 40 por ciento.
***
Teniendo en cuenta que el padrón electoral anda por 19 millones de ciudadanos, y que la abstención prevista es de 20 por ciento, la previsión de la convocatoria de votantes anda por los 15 millones de votantes. Si se mantienen las tendencias, poco más de 8 millones votará por Chávez y unos 6,5 millones votará por el candidato antichavista. Como pueblo chavista tendremos entonces unas cuantas tareas, que debemos abordar a partir de interrogantes no resueltas; algunas están en discusión, otras obviadas o escasamente discutidas.
***
Algunas de las preguntas y discusiones que hay que masificar: ¿con qué estructuras iremos sustituyendo las instituciones y estructuras burguesas (y algunas medievales) sobrevivientes, como las Parroquias, claustros universitarios, jerarquías y partidos? ¿Cómo irnos organizando como pueblo de manera tal que, ante la crisis mundial del Estado y las corporaciones, seamos los ciudadanos en nuestras localidades y radios de acción quienes asumamos el autogobierno? ¿Cuándo y cómo daremos el salto desde la actual democracia electora de representantes hacia la democracia directa ejercida desde las comunidades? ¿Cuándo y cómo discutiremos (y para qué) la necesidad de sustituir las alcaldías y gobernaciones por centenares o miles de Gobiernos comunales (un Gobierno por cada comunidad o por cada cuadra)?
***
Si la construcción de la democracia fuera un asunto numérico o matemático ya tendríamos el mandado hecho: ganamos el 7 de octubre y seguimos en lo mismo. Pero esa construcción es más un esfuerzo político y una profundización de la guerra sorda entre las tiranías empresariales y los pueblos oprimidos. Veremos por qué rumbo tuerce la historia después de octubre.

5 comentarios:

José Miguel Aponte dijo...

creo que la primera tarea que hay que abordar es porqué "6,5 millones votará por el candidato antichavista" y como reducir ese numero y sumarlo a nuestro favor. porque como una vez fidel le dijo a chavez (creo que fue fidel, y creo que fue a chavez...no me crean) aqui no hay 6,5 millones de oligarcas. sabemos de la gran influencia de los medios y su lavado cerebral pero ¿será solo eso? no nos podemos hacer los locos y decir "bueno somos mayoría, que se jodan y bailen al ritmo que les estamos tocando" porque no soluciona nada. se incrementaría la frustración de esos 6,5 millonesde personas. y dentro de esos 6,5 millones, hay que jode que son convives de uno, familiares de uno, panitas que uno queire burda y no los quiere ver botando la bilis por la boca cuando le hablan de chavez y de socialismo. a riesgo de sonar como mesías del nuevo milenio, ¿como "salvamos" a esos panas? y a los verdaderos oligarcas, a esos si les damos con todo.
José M. Aponte

Ernesto Cazal dijo...

¿Veremos o haremos? Una de dos...

Moraima dijo...

Hola Roberto, me levanté esta mañana y siguiendo el link que apostaste en facebook leí este artículo que se plantea algo interesante pero creo que incompleto, me refiero a que entre esos 8 millones de votantes chavistas, no habrá muchos que lo son porque Capriles es un redomado imbécil y Chávez un candidato decente, al que además ya conocen y saben que ha mejorado el estatus de los ciudadanos y las ciudadanas, o por qué ahora tienen línea blanca barata en casa? y derecho a estudiar y médico en la esquina de su casa? agua potable en una comunidad que no tenía? yo no considero que sea criticable votar a Chávez, porque con él además de justicia para tod@s se mejora la calidad de vida, se multiplica el bienestar social, es normal, es bueno, es comprensible...pero esa revolución de la que hablas, de la que también ha hablado nuestro comandante , con autogestión y poder popular, un digno modelo de utopía que comparto, en este mundo nuestro pasa por el decrecimiento, no por la casa bien equipada a la nueva usanza, sino por un buen vivir más andino y menos occidentalizado, pasa inevitablemente por la independencia de los recursos del petróleo,ud sabe, las causas son profundas. Tú crees que si le hablas de una revolución real sin pelos en la lengua, donde prime la justicia, la equidad y el poder popular, pero que además trabaje los principios de la supervivencia en términos ecologistas, quiero decir sostenibles, habría 8 millones dispuestos a eso? me encantaría que me respondieras afirmativamente, así que no son los 6 con 5 millones solo los que preocupan, preocupa la cantidad de celulares que hay en el país y con unos modelos opulentos! contaminación física, mental y emocional, preocupa la dependencia extrema del petróleo, preocupan los armarios cargados de modelitos que no da una vida para ponerse, las uñas, el cabello, las gorras, la necesidad de consumo exacerbado que hay en el país, esos 8 millones tienen más capacidad de consumo que antes, sin ninguna duda, que haya comida para todos es maravilloso, pero no con una seguridad alimentaria que pase por Singenta como Agropatria una seguridad alimentaria de gentes que no cultivan, sino con una soberanía alimentaria profunda, interminable, infinita. No sé José Roberto...me hiciste pensar, concuerdo con tu artículo, pero no me preocupa tanto eso de salvar a los seis y pico millores, sino lo de multiplicar la conciencia revolucionaria (con comprensión, con inclusión, con solidaridad, sin estigmas, con amor) en los 8 de los que hablas, eso sí sería candela, eso sí sería una Revolución sin vuelta atrás...salud y saludos ana laura, gallega venezolana ;)

Aguademaíz, (Culinaria Vernácula) dijo...

¿Cómo encaja esta realidad descrita en este artículo, con todas esas ideas revolucionarias expuestas por el autor de este foro o blog? ¿Quiero entender!

DAMIAN PRAT. La cadena se cortó abruptamente. Ya no hubo forma de contener el reclamo aunque muchos -no todos- eran psuvistas militantes y otros simples simpatizantes. Los gritos contra los jerarcas designados por Chávez, la protesta por la anulación de los contratos colectivos, los “anuncios” de inversión que fueron una repetición de viejos “cuentos chinos”. Y, ciertamente, un corte de la electricidad y un daño generado en la planta portátil, no se sabe, si como producto del “bululú” cuando dos personas trataron de llegar al micrófono para hablar. Curioso, por cierto, que en medio de una Central Hidroeléctrica, la de Caruachi, para hacer un acto, sea necesaria una planta. Y no como la necesaria alternativa de emergencia, sino como la fuente única. ¿Sería una de esas plantas chimbas que nos revende Fidel?.....Espero que puedan seguir leyendo esto en esta dirección:
http://www.codigovenezuela.com/2012/08/opinion/damian-prat/%C2%A1guayana-harta-puso-a-pasar-trabajo-a-chavez-por-damianprat


DAMIAN PRAT |@CodigoVenezuela

Publicado: 9:08 AM, 21 de Agosto 2012

María Gabriela Viloria Q dijo...

Leer los comentarios en este blog, sus preocupaciones por las contradicciones, por los valores perdidos, el rumbo perdido, los objetivos perdidos, el hermano "perdido", me hace reconocerme en Ustedes, son también mis preocupaciones... ahí están y aquí estoy. A pesar de que creamos en caminos distintos para alcanzar lo mismo, el bienestar, seguimos unidos como hermanos innegables en nuestras necesidades y carencias. Sueño con un futuro en que nos unan cosas más positivas y tengo fe en que serán sueños y proyectos que de verdad se realicen. Tu eres venezolano y Yo soy Venezolana. Tenemos derecho a hacerlo juntos. Sé que juntos lograremos más que separados. Si ocurrió el milagro Japonés después de la 2da guerra mundial... nada es imposible. Menos para Venezuela... Tierra de gracia. Llámese el modelo como se llame, pero que incluya REAL Educación! Educación y más Educación! Técnica, espiritual y moral. Trabajo y más trabajo. Disciplina y más disciplina. Libertad y no pensamiento único. Unión y no división. Abrazo!